MENOPAUSIA Y COMPLEMENTOS ALIMENTICIOS

Por lo general, no se necesitan exámenes para diagnosticar la menopausia. Pero en determinadas circunstancias, es posible que el médico recomiende análisis de sangre para comprobar los niveles de estos valores:

• Hormona estimulante del folículo (FSH, por sus siglas en inglés) y estrógeno (estradiol), porque los niveles de FSH aumentan y los de estradiol disminuyen cuando se presenta la menopausia.

• Hormona estimulante de la tiroides (TSH, por sus siglas en inglés), porque una tiroides con baja actividad (hipotiroidismo) puede causar síntomas parecidos a los de la menopausia.

La menopausia no requiere ningún tratamiento médico.

En cambio, los tratamientos se enfocan en aliviar los signos o síntomas y en prevenir o manejar los trastornos crónicos que pueden producirse con el envejecimiento. Estos son algunos de los tratamientos:

Terapia hormonal. La terapia con estrógeno es la opción de tratamiento más eficaz para aliviar los sofocos menopáusicos. Según cuáles sean tus antecedentes médicos personales y familiares, el médico puede recomendarte estrógeno en la dosis más baja y durante el período más corto necesario para aliviar los síntomas. Si todavía tienes útero, necesitarás progestina además de estrógeno. El estrógeno también ayuda a prevenir la disminución de la masa ósea. La terapia hormonal durante períodos prolongados puede presentar algunos riesgos cardiovasculares y de cáncer de mama, pero comenzar con las hormonas en la época de la menopausia ha demostrado producir beneficios para algunas mujeres. Habla con el médico sobre los beneficios y riesgos de la terapia hormonal y si es una opción segura para ti.

Estrógeno vaginal. Para aliviar la sequedad vaginal, se puede administrar estrógeno directamente en la vagina usando una crema vaginal, un óvulo o un anillo. Este tratamiento libera solo una pequeña cantidad de estrógeno, que absorben los tejidos vaginales. Esto puede ayudar a aliviar la sequedad vaginal, las molestias al tener relaciones sexuales y algunos síntomas urinarios.

Antidepresivos en dosis bajas. Ciertos antidepresivos relacionados con la clase de medicamentos llamados inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina pueden atenuar los sofocos menopáusicos. Un antidepresivo en dosis bajas para controlar los sofocos puede ser útil para las mujeres que no pueden tomar estrógeno por motivos de salud o que necesitan un antidepresivo para un trastorno del estado de ánimo.

Gabapentina. La gabapentina está aprobada para el tratamiento de las convulsiones, pero también se ha demostrado que ayuda a reducir los sofocos. Este medicamento es útil en mujeres que no pueden hacer terapia con estrógeno y en aquellas que también tienen sofocos nocturnos.

Medicamentos para prevenir o tratar la osteoporosis. Según las necesidades individuales, los médicos pueden recomendar medicamentos para prevenir o tratar la osteoporosis. Hay varios medicamentos disponibles que ayudan a reducir la pérdida de la masa ósea y el riesgo de fracturas. El médico puede recetarte suplementos de vitamina D para ayudar a fortalecer los huesos.

Antes de decidir con respecto a cualquier forma de tratamiento, habla con el médico sobre tus opciones y sobre los riesgos y beneficios que cada una implica.

Estilo de vida y remedios caseros

Afortunadamente, muchos de los signos y síntomas asociados con la menopausia son temporales. Puedes tomar estas medidas para ayudar a reducir o prevenir sus efectos:

Calma los sofocos. Usa varias capas de ropa, bebe un vaso de agua fría o ve a algún lugar más fresco. Intenta identificar qué es lo que desencadena los sofocos. Para muchas mujeres, los desencadenantes pueden ser bebidas calientes, cafeína, comidas picantes, alcohol, estrés, tiempo caluroso y hasta una habitación cálida.

Reduce el malestar vaginal. Prueba con un producto de venta libre como un lubricante vaginal acuoso o una crema humectante o lubricante a base de silicona. Trata de elegir productos que no contengan glicerina, ya que esta puede causar ardor o irritación si eres sensible a esta sustancia química. Mantenerte sexualmente activa ayuda a disminuir el malestar vaginal, ya que aumenta el flujo de sangre a la vagina.

Duerme lo suficiente. Evita la cafeína, ya que puede dificultar el sueño, y evita tomar demasiado alcohol porque este puede interrumpir el sueño. Haz ejercicio durante el día, pero no justo antes de dormir. Si los sofocos te alteran el sueño, quizá necesites buscar una manera de controlarlos antes de que puedas descansar bien.

Practica técnicas de relajación. Técnicas como la respiración profunda, la respiración rítmica, la visualización dirigida, los masajes y la relajación muscular progresiva pueden ayudar a aliviar los síntomas menopáusicos. Puedes encontrar una variedad de libros y servicios en línea que muestran distintos ejercicios de relajación.

Fortalece el piso pélvico. Los ejercicios para fortalecer los músculos del piso pélvico, llamados "ejercicios de Kegel", pueden mejorar algunos tipos de incontinencia urinaria.

Adopta una alimentación equilibrada. Consume una variedad de frutas, verduras y cereales integrales. Limita el consumo de grasas saturadas, aceites y azúcares. Pregúntale al proveedor de atención médica si necesitas suplementos de calcio o de vitamina D como ayuda para cubrir la ingesta diaria recomendada.

No fumes. Fumar aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares, osteoporosis, cáncer y una serie de problemas de salud. Además, puede aumentar los sofocos y hacer que se adelante la menopausia.

Haz ejercicio con regularidad. Haz ejercicio o actividad física de manera regular casi todos los días para protegerte contra las enfermedades cardíacas, la diabetes, la osteoporosis y otras enfermedades asociadas con la edad.

Medicina alternativa

Se promovieron diversos enfoques como ayudas para el control de los síntomas de la menopausia, pero pocos tienen evidencia científica que respalde las afirmaciones. Algunos tratamientos complementarios y alternativos que se estudiaron o que están en estudio son los siguientes:

Estrógenos de las plantas (fitoestrógenos). Estos estrógenos se encuentran en forma natural en algunos alimentos. Hay dos tipos principales de fitoestrógenos: isoflavonas y lignanos. Las isoflavonas se encuentran en la soja, en las lentejas, en los garbanzos y en otras legumbres. Los lignanos se encuentran en la linaza, en los cereales integrales y en algunas frutas y verduras. Se cree que la salvia contiene compuestos con efectos similares a los estrógenos, y hay evidencia contundente de que puede controlar eficazmente los síntomas de la menopausia. La hierba y sus aceites deben evitarse en personas alérgicas a la salvia y en mujeres embarazadas o que están amamantando. Usar con cuidado en personas con hipertensión arterial o epilepsia.

Hormonas bioidénticas. Estas hormonas provienen de fuentes vegetales. El término "bioidéntico" implica que las hormonas del producto son químicamente idénticas a aquellas que produce tu organismo. En el mercado se pueden conseguir algunas hormonas bioidénticas aprobadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés). Sin embargo, muchas preparaciones son compuestos, es decir que se preparan en una farmacia según la prescripción de un médico, y no están reguladas por la FDA, por lo que la calidad y los riesgos podrían variar.

En nuestra página de Instagram encontrareis más información.

Tu configuración de cookies

Este sitio web utiliza cookies para analizar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Puede aceptar, configurar la utilización de cookies u obtener más información AQUÍ.

Cookies necesarias
Las cookies necesarias ayudan a hacer una página web utilizable activando funciones básicas como la navegación en la página y el acceso a áreas seguras de la página web. La página web no puede funcionar adecuadamente sin estas cookies.
Nombre de la cookie Proveedor Finalidad Caducidad
PHP_SESSID www.farmaciacastronogales.com Esta cookie es nativa de PHP y permite a los sitios web almacenar datos de estado serializados. Se utiliza para establecer una sesión de usuario y para pasar datos de estado a través de una cookie temporal, que comúnmente se conoce como cookie de sesión. Sesión
PrestaShop-# www.farmaciacastronogales.com Esta cookie permite conservar abiertas las sesiones del usuario durante su visita y le permite pasar un pedido o toda una serie de funcionamientos como: fecha de adición de la cookie, idioma seleccionado, divisa utilizada, última categoría de producto visitado, productos recientemente vistos, acuerdo de utilización de servicios del sitio, identificador del cliente, identificador de conexión, apellido, nombre, estado conectado, su contraseña cifrada, e-mail relacionado con la cuenta del cliente y el identificador del carrito. 480 horas
Cookies de marketing
Las cookies de marketing se utilizan para rastrear a los visitantes en las páginas web. La intención es mostrar anuncios relevantes y atractivos para el usuario individual, y por lo tanto, más valiosos para los editores y terceros anunciantes.
Nombre de la cookie Proveedor Finalidad Caducidad
_fbp Facebook Utilizada por Facebook para proporcionar una serie de productos publicitarios como pujas en tiempo real de terceros anunciantes. 3 meses
Cookies estadísticas
Las cookies estadísticas ayudan a los propietarios de páginas web a comprender cómo interactúan los visitantes con las páginas web reuniendo y proporcionando información de forma anónima.
Nombre de la cookie Proveedor Finalidad Caducidad
_ga Google Registra una identificación única que se utiliza para generar datos estadísticos acerca de cómo utiliza el visitante el sitio web. 2 años
_gat Google Utilizado por Google Analytics para controlar la tasa de peticiones 1 día
Contenido no disponible